Marca Informativa

junio 21, 2024
Generic selectors
Coincidencia exacta
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Post Type Selectors

A nueve años del Ni Una Menos, un grito que puso en jaque la violencia contra las mujeres

Se cumplen 9 años del reclamo que desencadenó el brutal femicidio de Chiara Páez.

El grito «Ni una Menos» que puso en jaque la violencia contra las mujeres, cumple nueve años y este lunes se realizaron diversas movilizaciones en el país por parte de distintas agrupaciones feministas.
«A nueve años del primer Ni Una Menos, esta manifestación nos sigue convocando, porque muchos de los reclamos de 2015 siguen sin cumplirse», se indicó.
La consigna surgió después del brutal femicidio de Chiara Páez en mayo de 2015 en manos de su pareja en la localidad de Rufino. Tras el hecho, surgieron en todo el país diversas movilizaciones bajo el lema «Ni una Menos» y que provocó una masiva marea de reclamos en otras partes del mundo.
Este lunes, a nueve años de su creación, estaban programados diversos encuentros en todo el país para continuar con los reclamos por la falta de justicia que hay en la mayoría de los femicidios, así como también de los actos de violencia de género.
El acto central tuvo como escenario principal la dársena del Congreso nacional donde a las 16.30 comenzó la concentración de distintas agrupaciones feministas. Dos horas después, la periodista y militante Liliana Daunes hizo una lectura de documentos con los principales reclamos.

Principal reclamo

Aunque la idea de esta marcha es poner en situación todos los femicidios que se cometieron en la Argentina, Lucía Cavallero, docente y militante del colectivo de mujeres, sostuvo que el foco fue el triple crimen en Barracas: «Este año tenemos como consigna principal visibilizar que la reciente masacre fue un triple lesbicidio y que Ni Una Menos es también Ni Una Lesbiana Menos».
Se trata del caso en el que Mercedes Roxana Figueroa, Pamela Fabiana Cobos y Andrea Amarante fueron brutalmente asesinadas por un vecino que incendió la habitación en la que las víctimas vivían en un hotel familiar en Barracas.
Además, entre otras de las consignas se encuentran el pedido de «políticas con perspectiva de género que están siendo desmanteladas» y el repudio «contra la crueldad de un Gobierno que no entrega alimentos a los comedores populares y se vanagloria de eso».